sábado, 9 de abril de 2011

Preparando el huerto



Ya esto casi todo a punto para plantar, hemos arado la tierra, esparcido el abono natural, y puesto la paja, ahora solo faltan las plantitas.

He puesto entre estas tomateras un clavel moro, voy a poner más además de otras flores, porque como he dicho en otras ocasiones favorecen que vengan los bichos buenos y no los malos.

3 comentarios:

  1. ¡Mi reino por una casita con huerta!
    Mi piso en el centro, la ropa de moda, lo último en móviles, mis bolsos, mis zapatos, mis joyas, la bisutería artesanal que hago. Ya nada de estas cosas me emociona.
    Rodeada de personas que sólo aceptan las cosas superficiales, he seguido durante años muy malos consejos:¿Para qué quieres una huerta?, los animales dan mucho trabajo, con lo fácil que es ir al super, estás loca si te vas a partir la espalda con la tierra. Hoy en día ya viene todo hecho, yo que tú no me molestaría en perder el tiempo, si trabajas duro, tendrás todo lo que quieras, o por lo menos necesitas. Olvídate de tener una casita, y cómprate un "pisito en el centro", que lo tienes todo más a mano.
    Mi cuerpo, mi alma, mi mente, ya no caben en un triste balcón donde solo caben 2 macetas y mis pies.
    ¡Gracias Paquita por enseñarnos que hay personas que si necesitan la tierra, y convencerme de que yo no estoy loca, que los locos son los que aman el cemento y hacer horas extras en el trabajo para pagar el consumismo del super!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estrella no hagas caso de la gente y sigue tu instinto, hay gente que se rie de mi cuando digo que solo quiero sembrar semillas ecológicas y seguir toda la siembra de manera natural, pero yo sigo con mi ilusión, que es grande y nada ni nadie me hará cambiar, yo siento pena de ellos porque no saben las porquerías que comen, cuando prueban una manzana o cualquier otra fruta o verdura, a veces pienso que si les dieran por separado las porquerías que les ponen seguro que pondrían cara de asco. Mi ilusión también es una casita con huerto, por ahora he encontrado este huerto a unos 3 km. de casa, pero cuando tenga más experiencia buscaré otro en un lugar más natural y alejado de la ciudad y quíén sabe si algún día tendré la casita en un pueblo pequeño con mi huerto, por ahora disfruto de lo que tengo.
    Y por cierto, no cambiaría para nada comer mis propias cosechas antes que ir a comprarlas al súper
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias Paquita! Personas como tú hacen mucha falta en esta vida. Gracias por todo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Video interesante

Loading...