domingo, 31 de octubre de 2010

Semillas de lechuga


Una vez más me ha sorprendido la naturaleza, como ya sabéis deje espigar algunas lechugas, las deje bastante tiempo, sin apenas cuidarlas, hasta que hicieron flores y están se secaron, entonces arranque una de ellas.

Un día me senté, y fui abriendo los capullos secados de cada una de las flores, que eran muchas, entonces vi que allí apretaditas en un espacio súper pequeño habían tantas semillas que no podía creérmelo, durante tres días, cada día un ratito fui abriendo y sacando......... las iba poniendo en sobres porque pensaba que esto tan maravilloso tenía que conservarse de la mejor manera posible, para poder volverlas a la tierra, o poder intercanviarlas con otras personas.

Por ahora y con una sola lechuga ya he contado 1.000 semillas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! y sigo contando.

En la foto, encima del sobre que esta tumbado, hay dos semillas...y pensar que esto pueden ser dos lechugas hermosas, tiernas y sabrosas!!

Esto lo puedes hacer de una manera normal, sin más, o lo puedes hacer observando bien todo el proceso, poniendo los cinco sentidos y viviendo esto como una experiencia que te brinda la naturaleza, así podrás apreciar lo maravilloso que es la vida.



lunes, 11 de octubre de 2010

Malas hierbas


Al empezar el huerto y poco a poco me fui fijando en las "malas hierbas" que salían en el huerto, como he dicho en anteriores ocasiones las dejaba y no vi ningún cambio negativo en el huerto, todo funcionaba igual.
Ahora estoy intentando saber algo más de ellas, tengo libros y observo, aquí os paso un fragmento de uno de los libros que me compre:
"Sacar partido de las plantas espontáneas"
En lugar de despreciarlas tratándolas de malas hierbas o como si lo fueran: ortiga, cola de caballo, diente de león, consuelda, reina de los prados, helecho, rumex, tanaceto, milenrama, bardana i tantos otros... no es por azar que ellas se manifiestan con tanto vigor; esas plantas espontáneas son aptas para recuperar los oligoelementos de la tierra. Gracias a los extractos los ponemos luego a disposición de otras plantas menos dispuestas a este aspecto.
La solidaridad se vive en el jardín. Esto da otra dimensión al desherbadado, basado en el respeto y no en la erradicación.
Esta demostrado que con cada tratamiento químico contra el pulgón mueren muchos, pero los que sobreviven dan nacimientos a razas resistentes, nada de esto ocurre con los extractos de plantas, no se busca destruir a toda la población de parásitos, sino mantenerlos en unos limites razonables.

Video interesante

Loading...